Sería el tercer caso de transmisión intencional de VIH

Existen dos casos anteriores al del abogado sobre transmisión intencional del virus de VIH en el país. Un precedente terminó en condena de dos años y otro caso cuyo proceso fue suspendido por acuerdo entre víctima y victimario
Hasta ayer eran 10 las mujeres que radicaron una denuncia formal ante la Fiscalía por transmisión intencional de VIH por parte del abogado. Se menciona que serían unas 15 las afectadas y hasta existirían otras más.
Este el tercer caso de transmisión intencional de VIH en nuestro país. La primera y única condena que se conoce se registró en 2013. Ocurrió en Asunción, cuando un ciudadano argentino, que en ese entonces tenía 45 años, le había transmitido el virus en forma intencional a su esposa, que tenía alrededor de 25 años y que se percató durante los estudios de su embarazo.
El caso se denunció en el año 2010. Si bien no se llegó a un juicio oral, la Fiscalía logró sostener ante un juzgado la acusación por lesión grave. El agente fiscal que llevó este caso fue Ariel Martínez, quien actualmente se desempeña como viceministro de Asuntos Políticos.
Según explicó Martínez para ABC TV, se comprobó su intencionalidad porque él ya vino con estado avanzado del VIH al país y nunca le alertó al respecto ni tomó precausiones para avitar la transmisión a su esposa. Además, le envió cartas en las que le confesó que le contagió a propósito.
El acusado terminó siendo beneficiado con una pena reducida de dos años debido a su estado delicado de salud. Sin embargo, con suspensión de la ejecución de la condena, cumplió ese plazo en libertad. El segundo caso fue en 2014
Además del precedente anterior, en Fernando de la Mora se registró un caso similar en el año 2014. Una mujer, también de unos 25 años, denunció a su pareja, una persona mayor de 50, por violencia familiar y por haberle transmitido la enfermedad intencionalmente. La pareja también comparte un hijo.
El fiscal fue Christian Ortiz, quien sostuvo una imputación pero no pudo plantear una acusación formal, detalló también en ABC TV que la víctima llegó a un acuerdo con su pareja y cambió la versión de los hechos. El hombre fue beneficiado con la suspensión del proceso -por lo que no se llegó a ninguna condena-, pero también tuvo que aceptar que cometió el hecho. Se sabe que el hombre falleció recientemente, según fuentes del Ministerio Público.
El artículo 112 del Código Penal castiga a la persona que intencional o conscientemente pusiera en peligro de muerte a otro o le causara una enfermedad grave. La pena es hasta 10 años de cárcel y a esta condena se expone el abogado acusado de haberle transmitido VIH a un grupo de mujeres.

Publicar un comentario

 
Top