Carnaval en la cima

Cerro Porteño superó por 3-1 a Nacional en una Nueva Olla imponente. En un encuentro complicado, Óscar Ruiz metió un doblete para desatar el carnaval en Barrio Obrero y dejar en la cima y bien perfilado a su equipo de cara al título del Clausura.
Solo pasaron cuatro días del trabajoso triunfo (2-1) de Cerro Porteño ante Nacional en el Defensores del Chaco, y este domingo, nuevamente ambos equipos se enfrentaron, pero esta vez en la Nueva Olla.
Con el Ciclón peleando por el título, y el Albo luchando por permanecer en la categoría, la renovada casa azulgrana presentó un marco importante. Y la hinchada local solo esperó un minuto para gritar un gol.
Cerro Porteño salió a buscar el partido y de entrada Alfio Oviedo logró aventajar a su equipo. Tras un mal control del delantero cerrista, Miguel Jaquect se durmió al momento de despejar la pelota, pero la persistencia de Oviedo le premió romper la paridad.
El duelo se hizo cortado, soso, sin situaciones de gol; la visita ofreció espacios en el fondo y al local le costó generar acciones peligrosas. Los dirigidos por Leonel Álvarez no sufrieron hasta que Adam Bareiro se aprovechó de la pasiva marca de Ignacio Pallas para asistir a Juan Argüello quien igualó a los 19’.
El árbitro Jorge Mercado no colaboró con la fluidez del juego, el trámite fue demasiado enredado, lento, y no se vieron más ocasiones para marcar la diferencia en el tanteador.
En el complemento, el conjunto albo no se metió atrás, salió a presionar a un cuadro que arrancó con dudas y retrocedió varias pelotas para el portero Antony Silva. Así nació el gol de Óscar Ruiz.
A los 53’, un balón largo de Silva fue peinado por Diego Churín y, escudado en su velocidad, Ruiz definió cruzado para darle la ventaja al Ciclón de Barrio Obrero y comenzar a saborear el triunfo.
Nacional soñó con otro empate. Un bombazo de A. Bareiro rozó el travesaño azulgrana. No obstante, a los 61’ Churín metió un gran pase para Raúl Cáceres quien ganó por la banda derecha, envió el centro al corazón del área donde Ruiz concretó el tercero del equipo y el segundo de su cosecha personal.
El carnaval se desató, la punta se sentía asegurada. Con la desventaja de dos goles, los albos se fueron arriba para intentar descontar, el partido se perfiló para el contragolpe cerrista. Algunas malas resoluciones le impidieron al Ciclón volver a sacudir las redes.
El marcador ya no se tocó, las más de 30.000 personas que asistieron a la Nueva Olla vibraron con un triunfo que le permite a su equipo soñar con el título.
Cerro Porteño está en la cima del torneo con 36 unidades, aseguró su participación en la Copa Libertadores del 2018 y en la siguiente fecha visitará a un Rubio Ñu comprometido con el descenso.
Nacional se queda con 17 puntos, recibirá a General Díaz en la próxima jornada y está muy cerca de la zona de los equipos que deben perder la categoría.

Publicar un comentario

 
Top