Navidad, de tiempo de oración a fiesta pagana

SAN JUAN BAUTISTA, Misiones. El párroco de la Catedral de esta ciudad, presbítero Celestino Ocampo, señaló que la Navidad es un acontecimiento histórico y religioso porque Jesús, Hijo de Dios, vino a salvar a la humanidad
La Navidad se ha desvirtuado en la actualidad, según el padre Ocampo, quien aclaró que se convirtió en tiempo de regalos, comidas, fiestas y borracheras. “Lastimosamente, Jesús está ausente en muchas partes”, apuntó.
El párroco de la Catedral de San Juan Bautista, Misiones, explicó que Navidad quiere decir nacimiento, “natividad”, y se recuerda el nacimiento de Jesús. Significó para el mundo un hecho histórico porque “dividió la historia en un antes y después de Cristo”, expresó.
Añadió que la venida de Jesús tuvo un impacto muy grande a nivel mundial y pese al tiempo –hace más de 2.000 años– sigue siendo novedad, puesto que igual hay hombres de otras creencias que no son cristianos ni católicos que admiran a Cristo, señaló el sacerdote.
Ocampo indicó que la Navidad es un tiempo eminentemente religioso, por lo que se debe vivir en un ambiente de oración, fe y esperanza, en familia y comunidad con todos los integrantes unidos para lograr la conversión, ya que es una fecha importante por el nacimiento del hijo de Dios en el mundo. "Dios envió a su hijo, por el inmenso amor a los hombres para salvarnos y no para condenarnos así como dice la Biblia” aseveró.
“Sin embargo, con el tiempo, la Navidad se ha paganizado mucho. Para la gente, en la actualidad, es tiempo de diversión, paseo, farra y borrachera. Lastimosamente, se ha desvirtuado el espíritu de la Navidad”, apuntó.
Según el párroco, la sociedad de consumo aprovecha al máximo estos acontecimientos religiosos para ofertar productos y vender. “En la actualidad, la Navidad es un acontecimiento de regalos, de comidas, de fiestas, bebidas, ¿pero donde está Jesús?", interrogó.
Añadió que la Iglesia a nivel de la Diócesis de San Juan Bautista, Misiones, tiene el programa Navidad en Familia. Se reza en las comunidades, en las parroquias, en las compañías; eso ayuda a preparar el espíritu y brindar un ambiente ideal para vivir la Navidad como verdaderos hijos de Dios”, dijo.

LA TECNOLOGÍA

La Navidad también es tecnológica, “pero la tecnología, los celulares más bien son distractores para vivir plenamente un ambiente de reflexión”. Sin embargo, el padre Ocampo dijo que la tecnología y los medios ofrecen cosas buenas y malas. Exhortó a usar bien la tecnología, los celulares y las redes sociales, porque existen hermosos mensajes navideños que pueden ayudar pensar en Dios.

Publicar un comentario

 
Top