Municipios jesuíticos podrían recibir recursos especiales


El intendente de Santísima Trinidad del Paraná, Arístides Aguilar, recibió con beneplácitos la media sanción que le dio la Cámara de Diputados al proyecto de ley de beneficio que otorgará más recursos económicos a la comuna, por ser sede de las reducciones jesuíticas, declaradas patrimonio de la humanidad.
El municipio ya se vio beneficiado por una ley, por el término de 3 años, tiempo en que el Estado otorgó al municipio G. 3.000 millones al año, que fueron destinados a mejorar con obras de infraestructura, todo el entorno del municipio. El periodo que acaba de vencer por lo que el intendente Arístides Aguilar, volvió a gestionar el recurso, pero tenga ya una vigencia permanente.
"Hemos cambiado Trinidad, cosa que nos sería imposible lograrlo al ser un municipio pequeño y de escasos recursos, con un presupuesto inferior a los G. 1.000 millones, que no alcanza absolutamente para nada", dijo el jefe comunal.
obras. Con los recursos obtenidos durante los tres años, se pudo construir varias cuadras de empedrados y asfaltados, se logró construir un mirador Itá Cajón que es un sitio muy visitado en los últimos tiempos, además del pórtico de la ciudad.
"Yo me acuerdo y agradezco a nuestros legisladores que posibilitaron la creación de esa ley, que ha permitido que hoy se construya el palacete Municipal, que barrios de la comunidad hoy tengan agua potable y se consiga dignificar la vida de los ciudadanos", dijo Aguilar, quién recordó que en la obra de ampliación del nuevo edificio municipal se invierten G. 2.000 millones.
Fueron además construidos tres pozos artesianos en el barrio San Pedro, Calle E y Calle F, con lo cual se cubre las necesidades del 95% de la población. "Hemos invertido con los fondos otorgados por esta ley especial más de G. 11.000 millones en obras de progreso de la comunidad hasta marzo último, mes en que finalizó su vigencia", dijo.

Un gran paso
Con la media sanción de Diputados al proyecto de ley se abre el camino para el beneficio. "Ahora estamos haciendo lobby con los senadores para que en breve tiempo puedan sancionar la ley y así seguir contando con estos recursos especiales porque tenemos muchos proyectos de obras de desarrollo en nuestra comunidad", dijo el intendente.
En el proyecto se estable que el Estado debe desembolsar G. 4.000 millones al año a los Municipios de Trinidad y Jesús, y G. 2.000 millones a San Cosme y Damían, tres localidades que cuentan con las misiones jesuíticas.

Publicar un comentario

 
Top