Rechaza la legítima defensa


La fiscala Sonia Sanguinez, del caso doble homicidio contra Eligio Gómez, dice que la conducta del acusado no se encuadra en la legítima defensa y que el tribunal del segundo juicio se basó más en pruebas testificales.
La conducta del señor (Gómez) no se ajustaba a la legítima defensa; sin embargo, en el segundo tribunal hubo una percepción diferente de lo que ocurrió”, dijo a ABC Cardinal la fiscala del caso.
La agente sostuvo que hubo muchas cosas que se publicaron en los medios de comunicación que no se mencionaron en ninguno de los juicios, como que el hecho de que fue un intento de asalto. “En ningún momento, por lo menos en el marco del juicio, dijeron que fueron con ganas de perjudicarle en el patrimonio. Hay cosas que mencionaron, pero en ninguno de los juicios saltó”.
“En el primer juicio se probó que no hubo legítima defensa. En este juicio, el Tribunal ya tuvo una postura diferente. Del otro lado de la película había dos hermanos fallecidos, había querellas; había una familia que sufría la muerte de estas dos personas”, relató.
Dijo además que durante la lectura de la absolución notó que la fundamentación del Tribunal se basó más en las pruebas testificales y dejó de lado pruebas documentales y periciales consideradas importantes por el Ministerio Público. Expuso que esto lo podrá corroborar una vez que acceda a la sentencia final.
Sobre la cuestión del asalto, sostuvo que no fue con fines de robo, sino que el término se refiere al contexto de atropello al domicilio. En la casa donde sucedió el doble homicidio funciona una despensa donde había una mesa de billar, por lo que el ingreso era libre.
Relató que los hermanos Erinaldo y Leónido Villalba entraron en la propiedad, alrededor de las 17:00 del 25 de marzo de 2013. Eran conocidos e ingresaron saludando, refiere. “Erinaldo era una persona de mal carácter”, expuso, de acuerdo a la descripción brindada en el juicio, y portaba un arma de fuego en su cintura durante aquel episodio, que la acomodó al ingresar a la propiedad. Erinaldo recibió una patada por parte del acusado y fue ahí cuando se desató una pelea cuerpo a cuerpo y se produjo el primer disparo que hirió al portador del arma, dijo la fiscala. 

Publicar un comentario

 
Top